7 de septiembre de 2011

Mayoría de edad


Ahora si, ya se puede decir que "oficialmente" soy una madre con mayoría de edad, o lo que es lo mismo, Carlos ha cumplido 18 años.

Es posible que si hubiera dedicado estos años a estudiar, hubiera podido tener tres carreras. De lo que no estoy tan segura es si hubiera aprendido más que siendo madre. ¡Todo es tan relativo!.

Aunque espero poder seguir muchísimos años más estudiando "Cómo ser madre y no morir en el intento", soy consciente que cada día que se suma es un apunte menos que tomar, una clase menos a la que acudir y menos exámenes que superar hasta terminar siendo solo "oyente".
Atrás quedaron aquellos primeros cursos sin posibilidad de escapar al recreo ni una sola hora; aquellas prácticas agotadoras; todas aquellas materias que te sonaban a chino.

Eso sí, cuando me inscribí en "esta carrera" ya sabía que iba a ser para toda la vida, lo que no imaginaba era que el contenido fuera tan extenso y tan versátil. Lo que se dice "nada aburridito".

No seré yo quien diga si voy aprobando o suspendiendo y tampoco hay boletines, ni diplomas, que lo atestigüen. Solo queda que "alguien" quiera dar, por ti, sus "referencias"

Hoy voy a celebrar esta mayoría de edad con un vídeo que, en su momento, me emocionó. 

8 comentarios:

Felipe Tajafuerte dijo...

Seguro que has aprobado y con nota. Es una buena carrera la que escogiste en su día. Un saludo

Fernando López Fernández dijo...

Hola María:

Hay muchas carreras y la que elegiste, seguramente, sea la que mas te llene. El amor, no necesita de evaluaciones ni notas y por lo que yo leo a lo largo y ancho de tu blog, si te quedas más tranquila, has aprobado con nota.
Un beso y sigue emocionandote con Carlos y con lo que mas quieres.
Un beso y feliz fin de

Josep Julián dijo...

Hola María:
No sé si felicitarte a ti o a Carlos por la madre que tiene. Desde luego la carrera de madre tiene algunas asignaturas más que la de padre, aunque nos empeñemos en igualarlas.
Enhorabuena a los dos.
Un abrazo.

María Hernández dijo...

Hola Felipe:
Gracias por tus palabras. Notas, no sé, pero amor sí que le he puesto, jeje.
Besos y buen fin de semana.

María Hernández dijo...

Hola Fernando:
Que me llena, ya te puedes imaginar, ¡todo el tiempo!, jeje.
Gracias por tu comentario.
Besos y feliz fin de semana.

María Hernández dijo...

Hola Josep:
En realidad, los dos estamos celebrando. Él por ese "llegar" a la mayoría, yo por haberlo visto llegar.
Nos han tocado algunas asignaturas, llamémoslas "huesos", difíciles de superar, pero aquí estamos, por eso tiene un significado especial.
Y respecto a lo que dices de "igualar", existen algunos matices que no lo permiten; tampoco lo veo necesario. La naturaleza es así y creo que hay muestras suficientes para poder asegurar que no somos muy certeros a la hora de "domarla".
Un beso, gracias por tus palabras y buen fin de semana.

Katy dijo...

Hola María esta carrera de lo que si que estoy segura es que no se elige ni se entra con determinada nota. Se aprende a ser madre ejerciendo de madre y nadie puede darte una nota, si es que se puede contabilizar todas las horas, días y noches de entrega absoluta, es tu hijo. Y no se termina aquí seguirá siendo madre hasta que dejes tu último suspiro.
Enhorabuena y felicidades a los dos
Bss

María Hernández dijo...

Hola Katy:

Estoy completamente de acuerdo con lo que dices..."se aprende, siendo" y aún así nadie nos libra de meter la pata en muchas ocasiones.
Yo si podría dar notas a mis padres, aunque no las necesitan...nosotras, sus hijas, somos sus mejores diplomas y creo que se sienten muy orgullosos de lo obtenido, tanto o más, como nosotras de haberlos tenido a ellos de mentores.
Me quedo con una frase del spot...
"Si la llamo, siempre está". Creo que no hay mejor definición.

Besos, Katy...gracias por tu comentario porque sé que viene de una "gran madre".

Related Posts with Thumbnails