29 de junio de 2009

Sin buena mano de obra

Ayer, durante un momentito que mi sobrino le dio tregua a su película de Mickey preferida, pude ver un trocito del programa “Callejeros viajeros: Dubai” de la cadena Cuatro.

Reconozco, abiertamente, que no lo vi en su totalidad porque, como era de esperar, mi sobrino reclamó su momento de relax televisivo. Pero en los pocos minutos que si pudimos verlo, escuché algo que no ha dejado de rondar en mi cabeza.

Las “anfitrionas” españolas guiaron a los reporteros de Cuatro, en primer lugar, por sus “fastuosos penthouses” y luego sobre algunas obras a pie de playa artificial donde obreros indios se encargaban de transformar el desierto en una ciudad de “lujo y exceso” arquitectónico.

En un momento concreto la reportera le pregunta al grupo de trabajadores indios cuántas horas trabajaban al día y cuántos días a la semana, a lo que ellos respondieron “9 horas al día, 6 días a la semana” pero cuando le preguntó:

“¿Cuánto cobras al mes?”- una de las españolas afincadas en Dubai dijo “¡No, no, no se puede!” mientras la otra española apuntaba “Lo que es importante es que tienen una sonrisa en la cara”.

“¿Por qué es tan tabú el tema del sueldo de esta gente?”
pregunta, acertadamente la reportera y no se pierdan la respuesta de la española:

“Todo el mundo sabe lo que hay en Dubai, no levantas una ciudad así en dos días...SIN BUENA MANO DE OBRA

Más adelante podemos descubrir por qué estos obreros indios, que junto a los pakistaníes que hay en Dubai conforman el 80% de la población, SONRÍEN. Viven hacinados, más de 25 personas, en cuchitriles, sin posibilidad de higiene, sin que les dejen usar el aire acondicionado durante todo el día, sin más aliento que trabajar para cobrar unos 200 euros al mes. Es que si no sonríen ¿qué les queda?.

Está claro que Dubai es el ejemplo más extremo donde los haya; lujo, pobreza, expansión, hacinamiento, excesos y escasez.

Pero en mi cabeza no deja de resonar esta frase “no levantas una ciudad así en dos días, SIN BUENA MANO DE OBRA”; mano de obra barata, bajo coste, sin derechos.

Aquí les dejo el vídeo, que ya han colgado en Youtube, para que puedan verlo por si mismos. En el minuto 03’24’’ está la frase del día.







9 comentarios:

Ars natura dijo...

Y ellas vivían -una- en una casa de 4 millones de euros, -y la otra- de alquiler pagando 100.000 euros al año. Pobrecitas. No querían ni oír lo que cobraban los Indios-Paquistaníes por vergüenza!

Economía Sencilla dijo...

Lamentable e indignante el caso comentado. Y seguro que los trabajadores estarían contentos con sus condiciones... nueve horas diarias, bueno,cualquiera las puede hacer... seis días a la semana, bueno, nos dejan uno para descansar, no está mal. ¿200 euros? una miseria, pero en su país seguro que no está mal??!!

Llama más la atención por el contraste tan grande entre el lujo y la opulencia de lo construido y la miseria de los que lo construyen, pero en España no estamos tan lejos a veces de estas situaciones. No hay más que ver el sector de la hostelería (mi madre trabajó durante muchos años de doce a catorce horas diarias, librando un día cada dos semanas), o el caso del boliviano que perdió el brazo hace unas semanas.

En fin, y ya la frasecita de la "buena" mano de obra... en fin, buena, bonita y barata, le faltaba decir...

P.D. María, tengo problemas para leer tus artículos, porque empieza a cargar la página, y después de un error de conexión, no es posible encontrar la página, si le doy a actualizar unas cuantas veces, al final lo consigo, he probado desde casa y desde el trabajo, por si era problema mío, pero me sucede en ambos casos, no sé si a ti o a algún otro lector le pasa...

Saludos
Pablo Rodríguez

María Hernández dijo...

Hola Pablo:

Hombre, como dices, 200 euros en su país es posible que no estén mal, pero vivir en Dubai es caro, ya sólo por el alojamiento pagan 100 euros. Y es cierto, un antiguo compañero de trabajo está por esas tierras y siempre que regresa cuenta lo mismo "Lo pagan bien, pero vivir allí es muy caro, no compensa tanto como creen".

Aunque mi lo que más me impactó es que desde el "bienestar" (simbolizado por las españolas)
se intentara justificar poder hacer "lo grandioso" con el "abuso" de mano de obra "buena, bonita y barata" como apuntas, pero sobre todo en silencio, porque lo que no se oye, no existe y "no importa, porque sonríen".

"Si guana, es que si no sonrío piensas que estoy cabreado porque me estás explotando y si lo crees, me echarás de tu supermegaguay edificio sobre playa "artifacial", donde toda la mano de obra es buena: buena para cargar, buena para sudar, buena para todo, excepto para cobrar. Si guana, estoy muy feliz de trabajar para ti, ser uno más de tus empleados, uno más, cualquiera, sin nombre, ni contrato. Claro que sonrío, guana...por no llorar".

En todos los rincones hay "guanas" que se aprovechan del ruido que hace el hambre en la tripa de la gente.

Un saludo.

P.D. : a mi me ocurre lo mismo cuando abro el blog de Clavedesoy. De momento he quitado los "últimos comentarios" porque es lo que coloqué antes de que empezara a fallar la página. Ya me dirás si ha mejorado. Saludos.

Josep Julián dijo...

Lo del video en cuestión habla por sí mismo. Lo que me sorprende es la poca vergüenza del par de barbies y la nula consciencia de estar rozando la ofensa, pero eso es bastante habitual.
En otro orden, lo que vemos en estos países (todos los del golfo son un buen ejemplo de ello) es el efecto del colonialismo al revés. Antes invadíamos los países y colonizábamos los bienes explotando a los nativos y ahora se exporta los nativos que, por precarias que sean sus condiciones de vida, son infinitamente mejores que en sus países de origen.
El año pasado fui invitado a participar en una sociedad mixta en Dubai y rechacé la oferta. Tonto, me llamaron: hay mucho dinero a ganar y la mano de obra es muy barata, me dijeron. Además, sólo por el hecho de ser europeo ya tienes mucho ganado. Pero me vino a la memoria la historia de cuatro tías de mi exmujer que, por circunstancias económicas fueron contratadas como bailarinas en Arabia Saudí y sé lo que tuvieron que pasar hasta que por fin pegaron sendos "braguetazos" y lograron hacer bodas provechosas. Mi idea de hacer negocios es otra y menos si es a costa de consentir que a uno le írá de una forma "por ser blanco" y a otros de otra por no serlo.
Por cierto, yo no he tenido nunca problemas de conexión con tu página.
Un saludo.

María Hernández dijo...

Josep Julián:

Muchas veces, no creas, me he llegado a plantear si lo de querer dormir a pierna suelta no será más bien un empecinamiento mío que una forma de vivir "tranquilamente".

Me alegra saber que hay más "tontos" por el mundo que antes de convertirse en "cool people"... piensan, luego existen, y prefieren existir por lo que son, no por lo que "materialmente" aparentan ser. Y no me preocupa tanto lo material como el ser consecuente con uno mismo, con lo que quiere para sí y lo que no quiere y si una cosa no interfiere en la otra, chapó, pero si para "aparentar" entras en conflicto con tu conciencia, entonces...mal, muy mal.

Hay veces, querido amigo, que aunque sé que no es prudente, no puedo consentir convertirme en un "mono de Gibraltar", ni puedo dejar de oir, ni puedo dejar de ver, ni mucho menos puedo callar. No me acuesto más rica, pero duermo del tirón y en paz... y eso me vale.

Saludos.

P.D. He vuelto a agregar los últimos comentarios con otro gadget. ESpero que los problemas que algunos tienen al abrir el blog haya desaparecido. Saludos a todos.

bicipalo dijo...

Hola Maleni..., no me sorprendes lo que escribes, sabes que eso lo vivo de "primera mano", desde hace casi ocho años. Es la realidad, una ciudad artificial en medio del desierto, allí ni hablar de sostenibilidad ni reciclaje. Allí es el clasismo en estado puro, es el desprecio absoluto a la dignidad de una persona, es la negación de los derechos minímos y el desarrollo de una forma de vida tan banal, tan superficial, tan vacua, tan esteril, tan vacia, tan irreal..., que cuando esta gente sale de Dubai se imaginan que pueden vivir así en cualquier pais que visiten.
Besitos Maria.

Germán Gijón dijo...

Hola, María:
He visto que dos amigos son partícipes de tu blog (Pablo y Josep Julián), así como tú en los de ellos. Por eso, con tu permiso me doy una vuelta por aquí...
He llegado hasta el minuto 4'30 y lo voy a dejar. La pájara del Hummer me ha sacado de quicio en el momento en que la reportera le pregunta por la seguridad en el trabajo de los obreros. Aquella, RIENDOSE, suelta la gracieta: "bueno, algunas ambulancias pasan de vez en cuando por aquí". Y lo suelta así, como si fuesen las bromas pijas del día, después de decir que quiere que le bajen otros zapatos porque (fuás!) "jo, es que no puedo andar, por favor -y le ha faltado decir aquello de que te lo juro por Snoopy, tía-".
Quizá el programa ya sabía el perfil de quien tenía que ser entrevistado. Y encontraron el elemento ridículo que les hacía falta.
Saludos, María.

María Hernández dijo...

Hola Germán:

Tenías que haber seguido viendo el vídeo, después es cuando se ve como vive el 80% de la población, con lo que las apreciaciones de las dos españolas "anfitrionas" toman sus verdaderos derroteros.
Lo único positivo del vídeo es que se acabaron mis complejos de "inglés nivel COU"....con el "hibernatin" y el "Can you bring me...? acabo de comprender, de golpe, que estoy preparada para desenvolverme en la lengua de Shekaspeare, jeje.

Saludos, Germán y gracias por visitarme.

ClaveDeSol dijo...

Que fuerte la situacion de estas personas. Cuando llegue a casa vere el video (aqui no puedo...). Pero es cierto lo que comentas; si les falta la sonrisa, que les queda??

Situacion que te hace pensar y valorar mas aun lo que tienes...

Related Posts with Thumbnails