2 de noviembre de 2009

Thomson TCM420, descanse en paz


El router-modem del pc de casa "ha muerto" o eso parece.

Por éso estaré unos días de "baja actividad", sin poder contestar a mis comentaristas, ni poder serlo de otros blogs.

Hasta que el servicio técnico de mi proveedor de internet se persone en mi casa y traiga la "solución" bajo el brazo, pueden pasar varios días... o no, ésto nunca se sabe. Te dicen 48 horas y el tiempo es una variable "bastante relativa" depende de quién lo mida.

Pues eso, a todos pedirles disculpas si mis respuestas no llegan, si mis correos flojean o si mis comentarios no aparecen tan rápido como suelen hacerlo. No depende de mi, esta vez...no.

Un saludo a todos

6 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Maria:

Siento lo que te ha pasado.Por nosotros no te preocupes. Hazlo por los de la operadora que como dices el tiempo es un concepto y nunca una realidad. Así que o los amenzas, o me temo que te pondrán en uno de sus bucles absurdos de atención al cliente que siempre demora la solución.

Esperamos verte pronto.
Un abrazo

María Hernández dijo...

Fernando:
Lo de la atención al cliente ya lo he sufrido, pero...ya vamos en camino de conseguirlo. Solo es cuestión de horas.

Gracias y hasta pronto.

Economía Sencilla dijo...

Sí, esto de los proveedores de Internet y telefonía en general es un mundo... Yo he tenido un par de problemas hasta ahora y los solucionaron bastante rápido, pero no sé si pensar que es porque el servicio que me proporciona mi proveedor es bueno o es cuestión de suerte...

Un abrazo
Pablo

Economía Sencilla dijo...

Sí, esto de los proveedores de Internet y telefonía en general es un mundo... Yo he tenido un par de problemas hasta ahora y los solucionaron bastante rápido, pero no sé si pensar que es porque el servicio que me proporciona mi proveedor es bueno o es cuestión de suerte...

Un abrazo
Pablo

Josep Julián dijo...

Ya decía yo ¿dónde se ha metido María? Pues nada, calma zen que eso de lidiar con los telecos es cosa muy pero que muy ardua. Te recomiendo que preguntes a tus amistades si tienen algún primo de algún cuñado de algún empleado de la compañía en cuestión porque eso suele dar resultado.
Un abrazo.

Germán Gijón dijo...

Nada, nada, María... Esperamos a que se dignen y ya está. Lo que ocurre con estas cosas es que nos damos cuenta de la cada vez mayor dependencia de la red. Pero mira, no hay mal que por bien no venga: hala, hala, a descansar... (jejeje)
Un abrazo.

Related Posts with Thumbnails