11 de enero de 2010

De la chatarra al tomate


En el blog de Fernando López “Soul Business” me enteré de la iniciativa que proponía otro bloguero, Javier Rodríguez Alburquerque en su blog Red10 para publicar en distintos blogs, durante los días 7, 8 y 9 de Enero, noticias “positivas” que ocurrieran en nuestro entorno, pueblos y ciudades.

Me hubiera gustado participar, pero no pudo ser, aún así, hoy he leído con admiración una noticia que publicaba el periódico
El Día llamada “La Fuerza de la agricultura” y no he podido resistirme a compartirla.

Aunque el artículo lo podéis encontrar pinchando sobre el título de la noticia, me permito hacer un breve resumen.

Chicho, como se le conoce en el barrio, se jubiló hace un tiempo y tuvo la genial idea de transformar un solar, lleno de chatarra y porquería, en un huerto urbano. Para ello, solicitó el permiso de sus propietarios y, poco a poco, fue retirando los residuos para ir plantando verduras y frutales.











Hoy, como puede verse en las fotos, es un huerto “más que apañado”, enmedio de un barrio humilde, igual o casi idéntico a cientos de barrios de nuestro país, donde se demuestra que con “ganas y voluntad” hay utopías que son realizables.

También el pasado 8 de Enero, en el programa
Callejeros de Cuatro, se pudo ver una iniciativa en Zaragoza, donde el consistorio está recuperando solares abandonados en el casco histórico de la ciudad para convertirlos, de manera provisional y hasta su construcción, en espacios “verdes” y lúdicos donde se entremezclan los huertos urbanos (algunos dedicados a escolares de la zona) y zonas donde pasear, sentarse y pasar un rato rodeados de plantas.





(A partir del minuto 3:28 hasta 4:49)



Buscando algo más de información, tropecé con este blog "Estonoesunsolar" dedicado en totalidad a la actuación del ayuntamiento de Zaragoza en su programa de intervención en solares del centro histórico de la ciudad, donde se puede ver como se han ido realizando las obras de este proyecto.


Y además, encontré que el diario La Provincia había publicado, el pasado mes de noviembre, el siguiente titular “Parcelas para parados”. Los ayuntamientos de Santa Lucía de Tirajana e Ingenio, ambos municipios de la isla de Gran Canaria, ultimaban el acondicionamiento de terrenos valdíos para convertirlos en pequeños huertos de agricultura ecológica para ofrecerlos a parados y familias de escasos recursos, con el fin de dedicarlos al autoconsumo y venta de los excedentes en mercadillos agrícolas comarcales.

Sin duda alguna son tres buenas iniciativas que refuerzan el sentido de “enseñar a pescar”. Por un lado, nos libramos de esos antihigiénicos y antiestéticos solares sin construir y abandonados a la chatarra y desperdicios y por el otro, se rescata el valor de la tierra, el olor que desprende un tomatero y, sobre todo, “desaprender” para aprender nuevamente lo que habíamos olvidado y, hasta, devaluado.

Mi enhorabuena para "Chicho" por su iniciativa personal que se ha convertido en comunitaria y también para estos ayuntamientos que han sabido buscar "alternativas" para sus ciudadanos. Ojalá estos proyectos calaran hondo y se dispersaran por todo el territorio nacional para que nuestras calles volvieran a llenarse de los olores de la madre Naturaleza.

10 comentarios:

Economía Sencilla dijo...

Hola, María.

Sin duda que son buenas noticias, recuperando espacios que no sólo estaban baldíos, sino que incluso se encontraban en mal estado, y ahora se aprovechan productivamente, incluso para apoyar a gente con pocos recursos (curioso que el ayuntamiento se llame "Ingenio").

Menos mal que a Chicho le permitieron hacerlo, porque aunque estuviese lleno de chatarra, ya me extrañe que no hubiese alguno que se opusiese ;-)

Un abrazo
Pablo Rodríguez

María Hernández dijo...

Hola Pablo:

Pues sí, ya es extraño que nadie "estuviera en contra", pero imagino que sería porque el asunto requería de "cierta inversión" y cuando hay que poner dinerito hasta el loro se vuelve mudo.

Lo del nombre de Ingenio, más que a una virtud "cerebral" se debe a los antiguos ingenios azucareros, industrias donde se transformaba la caña de azúcar a través de su molienda. En esta parte de Gran Canaria, y a petición del gobernador del momento, se hizo venir a un comerciante de Madeira quien puso en marcha uno de los primeros ingenios. A su alrededor se fueron asentando familias que aportaron mano de obra a la industria. De aquel lejano asentamiento "laboral" ha surgido un municipio que hoy cuenta con una población cercana a 30.000 habitantes.
Todo aquel que visite Gran Canaria, "pisará" una parte de Ingenio, dado que el aeropuerto se encuentra emplazado entre dos municipio: Ingenio y Telde.

Gracias por tu comentario, Pablo.

Un abrazo

Germán Gijón dijo...

Hola, María:
qué buena iniciativa, la de este Chicho. Imaginate si la de jubilados viendo obras que funcionan por ahí se pusieran de acuerdo para copiar la iniciativa en espacios desatendidos. La de ejemplos que podrían dar a la sociedad.
Un abrazo, María.

Katy dijo...

Hola María no has participado en los dias que estaba estipulados los post.
Pero lo importante no es eso, sino las noticias que muestras hoy que son de gran envergadura porque benefician a mucha gente. Además de so ecológico total. Te felicito.
Un abrazo

María Hernández dijo...

Hola Germán:

El tema de los jubilados "activos" es algo que me lleva interesando años, desde que vi, no sé si recordarás, aquellos "Mosaicos del Japón" que daban en la Tv y donde se mostraba como algunos jubilados colaboraban en distintos proyectos donde sus conocimientos adquiridos durante años y años de experiencia laboral eran muy bien recibidos. No todo es tecnología.

Afortunadamente, hoy en día la edad de jubilación obligatoria no siempre va acompañada de enfermedades limitantes. Hay muchos mayores para los que su mayor mal es "no tener nada que hacer", tanto física como mentalmente.

Si mal no recuerdo, en España también existe (o existió) una asociación o algo parecido de profesionales jubilados que ofrecían su experiencia en distintas empresas.

Donde si que hay un buen número de jubilados "activos" es en el ámbito del voluntariado; desde la figura de abuelos desinteresados que nos hacen la labor de padres/trabajadores más fácil hasta otros, implicados en los cuidados y compañía de otros ancianos o dependientes con menos suerte. Creo que escribiste un post referente a ello, tras el verano.
Y aunque esta labor merece todo mi reconocimiento, creo que la aportación que puede hacer un jubilado, que así lo quisiera, está infravalorada en esta sociedad.
Vendría bien recordar un proverbio que dice: "La boca de un anciano puede estar sin dientes, pero nunca sin palabras de sabiduría". Tal vez así no se resignaran a mirar las obras desde la valla, sino que nos podrían enriquecer con su experiencia.
Otro bonito tema para reflexionar, amigo Germán.
Un abrazo.

María Hernández dijo...

Hola Katy:

Pues ya ves, otras cuestiones me han mantenido más alejada de lo que me hubiera gustado, pero la iniciativa de Javier, en la que sé que has colaborado muy activamente, se me pasó de fecha.
Me alegra saber que te han gustado estas noticias.
Un beso y gracias por hacerte seguidora de este blog.

Fernando López Fernández dijo...

Hola María:

En primer lugar gracias por citar la iniciativa de Javier y participar como lo has hecho. No importa que estas buenísimas hayan llegado fuera de plazo por que son noticias para quedarse. Iniciativas que crean un mundo mejor, más sostenible, que hacen que los jubilados se sigan sintiendo útiles en la sociedad y siendo participes de ellas. En fin , gracias por compartirla y por explicarnos lo del ingenio.

Se aprende mucho aquí.
Un beso

María Hernández dijo...

Hola Fernando:

Gracias a tí por haber tenido la idea "primigenia" sobre la necesidad de informar de buenas noticias y a Javier por crear el espacio donde llevarlo a cabo.

Estoy contigo, éstas son muy buenas noticias y que a buen seguro que hacen la "vida mejor" a algunas personas.

Un beso.

Josep Julián dijo...

Hola María:
Nos has dejado no una sino varias buenas noticias que tienen en común demostrar que cuando la gente tiene iniciativa se pueden mover montañas.
Muchas veces pensamos que son gestos sin significado, pero no es así porque todo lo que significa dedicación y esfuerzo dignifica no sólo a las personas sino al género.
Tendemos a hablar mucho más que a hacer y así se nos pasa el tiempo sin dejar huella de nuestra presencia. El huerto de Chicho es un monumento a todo eso y por sí, una buena noticia. En mi opinión, muy buena.
Un abrazo.

María Hernández dijo...

Hola Josep:

No puedo estar más de acuerdo con lo que apuntas sobre que la dedicación y el esfuerzo "dignifican". Así lo he creído siempre y a estas alturas, por más que uno vea "subir" a más de un aprovechado, voy a seguir creyendo en ello.
Y en el caso del huerto de "Chicho", mucho más, porque no sólo hay tomates y lechugas tras su obra, sino que habrá removido, al mismo tiempo que araba, alguna que otra conciencia.
Será cuestión de ir sembrando, amigo Josep, por ver si la cosecha se nos promete buena.
Un abrazo y agradecida como siempre por tu visita.

Related Posts with Thumbnails