8 de enero de 2009

Mis 40 Principales

Érase una vez que se era, tal día como hoy hace 40 años, nació una niña, la segunda hija de un matrimonio humilde...

“Llegué de noche, tras la hora de la cena, (lo siento por mi madre) y sin abrir aún los ojos ya era portadora de un legado: el amor de mis padres, mi hermana y el resto de familia.

Mi madre cuenta que, en esa fría noche de Enero, nacimos ocho niñas y un solo varón. ¿Qué habrá sido de todos ellos?, ¿qué les habrá deparado el destino a mis compañeros de “fatigas”?.

Mi infancia transcurrió feliz, es la sensación general que mantengo de esa etapa, aunque durante los primeros dos años dicen que fui la “llorona” oficial de la familia.

La adolescencia fue un poquito complicada, como la de todos los adolescentes; las clases, los amores, los padres, los años, las decisiones, los errores.

Y luego…la vida: el matrimonio, los kilómetros, mi casa, mi hijo, la nostalgia, el trabajo, las alegrías, las penas, los planes, la decepción, el caos, el regreso, el volver a empezar, el presente.

Que nadie me diga, por cumplir, que no los aparento.

Mis 40 años son míos, cargados de cosas vividas y sentidas, tanto buenas como malas, pero en definitiva, son mis 40 años, los míos, los que he vivido y quiero que nadie me escatime ni un solo segundo de su redondez. Estoy contenta de tenerlos, de haber llegado hasta aquí siendo una persona buena y, humildemente, feliz.

Esta mañana un compañero me ha dicho, “has pasado de nivel, estás como en otro piso” y aunque soy la misma de ayer, es verdad, sé que los 40 me van a sentar muy bien, como si me “elevaran” por encima de muchas cosas que ya viví, que dejo atrás.

Es mi cumple y como para llegar hasta aquí he necesitado de muchas personas, también siento que este día es un poco de cada una de ellas, que forman parte de lo que fui, soy y seré. Habrán personas que sepan que fueron o son especiales en mi vida, habrán personas que pasaron como de puntillas, algunas otras sabrán que siempre formarán parte de mí y habrán muchas otras que ni siquiera me recuerden.

Por cada una de esas personas, por mi y mis 40 Principales, brindo con un café de máquina (a falta de cualquier otra cosa).

FELICIDADES me deseo, mismamente.

6 comentarios:

GLORIA dijo...

¡FELIZ CUMPLEAÑOS, HERMANA!
Esta tarde compartiremos un trozo de tarta y unas risas.
FELICES 40

María Hernández dijo...

Gracias, hermanita.
La tarta, como todas las que haces, estuvo genial.
Como soy mayor que tú, es lógico que no estuvieras cuando nací, no por ello nuestro amor ha sido menos intenso. Eres parte de mis 40 menos... (ah, boba que no voy a decir la edad que tienes, jajaja).
Recuerdo que un día me dijiste... "No sé en que momento de nuestras vidas nuestras lágrimas se juntaron, pero desde entonces lo que te afecta, me afecta y viceversa".
Hoy te digo "en muchos momentos de nuestras vidas nuestras risas sonaron y suenan al únisono (si no, acuérdate de lo la cucaracha, jaja) y éso es lo que quiero que siga pasando en el futuro".
Sin tí estos 40 serían distintos y no serían los míos.
Te quiero, hermana.

ClaveDeSol dijo...

Jajajajaja qué bueno. Qué original felicitación.

¡¡FELICIDADES ATRASADAS!!

Miguel dijo...

¡Qué casualidad! yo también nací un ocho de enero. Pero once años antes que tú.
¡Felices cuarenta...!

María Hernández dijo...

Gracias a los dos, ClaveDeSol y Miguel.

Miguel: lo peor de nuestro día de nacimiento es que siempre nos toca "volver a clase", jejeje, aunque también es verdad que tenemos todo el año casi sin "estrenar".

Saludos

Ali Mc Beal dijo...

Amiga, ¡¡¡SE ME PASÓ TU CUMPLE!!! Jooo... qué despiste :(
Bueno, para compensar, intentaré enviarte una parida a tu correo electrónico (el personal, por supuesto).
Muchos besos, que cumplas MUCHOS MÁS y, lo más importante, que TODOS los veamos.

Related Posts with Thumbnails